¡No quise hacerlo!

Aiken O’Halloran and Foley
Ft Myers 239-334-8890
The Cape 239-984-4994
Se habla espanol
Charlotte 941-639-6009
Sarasota 941-366-3506

Si ha sido arrestado y acusado de agresión doméstica, es probable que se arrepienta de dejar que las cosas se salgan de control. La policía no tiene tolerancia cuando se trata de peleas entre un esposo y una esposa y si alguien llama al 911, alguien irá a la cárcel. La mayoría de las veces, es el hombre quien es arrestado, pero a veces, la esposa, la madre o la novia es la que es llevada a la cárcel. Un arresto por agresión doméstica tiene terribles consecuencias. La mayoría de las veces, el juez, antes de que la persona sea liberada bajo fianza, impone como condición de fianza una orden de no contacto. Esta es una situación terrible para la familia porque la mayoría de las veces, el esposo no tiene a dónde ir. La mayoría de las familias trabajadoras no pueden pagar para dos lugares en donde vivir. Muchas veces, debido al arresto, el esposo pierde su trabajo. Los tribunales a veces establecen fianzas muy altas y la familia tiene que gastar mucho dinero para sacarlo de la cárcel.

En algunas situaciones, los cargos pueden ser graves. Si hay una lesión grave, puede haber un arresto por agresión agravada, un delito grave. Si algo se usa como arma y se arroja, o si una persona golpea a otra persona con un objeto como un teléfono o una sartén de cocina, se puede cargar un delito grave. La carga depende de qué tan grave se lastime una persona y de si se usa o no un arma. ¿Cómo ocurren estas cosas?

Como abogados experimentados en defensa criminal, hemos encontrado que la mayor parte del tiempo, el alcohol está involucrado. A veces, los celos son la causa. A veces las buenas personas son arrestadas como resultado de enojarse y perder el control. Nuestro objetivo es resolver el problema. Con suerte, la familia puede reunirse y salvarse. Nuestro objetivo es lograr que las personas se ayuden y evitar que sean castigadas con dureza. El Defensor Público no maneja audiencias para levantar órdenes de no contacto. Necesita su propio abogado privado para ayudarlo a superar esta crisis. No cuesta nada hablar con nosotros. Llamenos hoy a los números a continuación para una consulta confidencial.

Abogado habla español con fluidez
Para Más Información Robert Foley 239-334-8890
Contratar a un abogado puede ser su decisión más importante